cocina

¿Existe la cocina honesta?

En la última década ha habido un auge muy exagerado y descontrolado del mundo de la cocina. Los cocineros hemos salido a la calle y nos hemos convertido en noticia y somos protagonistas de talents shows, entrevistas, concursos y publicidad. Esto provoca que nuestra profesión y hobbie llegue al ciudadano de a pie, y de una forma u otra le haga participe de nuestro mundo. Hoy en día lo más normal en un restaurante es criticar con amplio vocabulario en la materia, sacado de programas como Top Chef o Master Chef, dando a entender un conocimiento sobre lo que se habla. Se ha incluido en parte del protocolo de comer, el sacar la foto correspondiente para las redes sociales y que todos sepan lo bien que comes y lo mucho que te cuidas. Vivimos un tiempo en el que todo el mundo dice saber de cocina, a todo el mundo le gusta comer bien y por fin conocemos nombres de cocineros que no son Carlos Arguiñano.

Pero ¡Cuidado! Como se suele decir… “Hecha la ley, hecha la trampa”, cuando nace un nuevo mercado o un nuevo tipo de cliente dispuesto a gastar, todos quieren subirse al carro y sacar dinero (normal…) Pero el problema está en que no todos lo hacen con la misma honestidad o profesionalidad. Y si pueden venderte cobre a precio de oro, lo van a hacer o como mínimo lo van a intentar. En las cartas de los restaurantes y en los menús del día cada vez se ven lenguajes más rebuscados y el uso de palabras clave que enganchan al cliente, casi sin saber lo que están leyendo, como “ecológico”, “ibérico”, “bio”, “casero”, “natural” o “de corral”. Porque no nos engañemos no suena igual: “huevos fritos con jamón” que “Huevos ecológicos de gallinas de corral con jamón ibérico” Este añadido de palabras nos amplía la imaginación y nos alimenta el ego antes que el estómago, y más todavía si podemos subir la foto al Instagram.

Todo esto está genial, si de verdad lo que te cuentan es lo que te comes. El precio, como casi siempre, es lo que te marca la diferencia. Si en el supermercado  te están cobrando la media docena de huevos ecológicos a casi 6€, crees que Paco, el del bar de la esquina, te va a poner la tapa a 5€… ¡Y con jamón! Eso sí, ibérico.

Sigue leyendo

cartoon tattoo

La chaquetilla no hace al cocinero

Ni el hábito hace al monje ni la chaquetilla al cocinero. Empezamos a acercarnos a la era de los abuelos con tatuajes, piercings y dilataciones, porque al fin y al cabo todos envejecemos y lo que eran símbolos de juventud quedan ya en algunos como vestigios del pasado.

Pero aun entrando en esta nueva época de liberación, seguimos viviendo de manera paralela reprimidos por el que dirán, el no me van a contratar y por la fachada de lo tradicional. Todos hemos escuchado alguna vez la frase: “Me encantaría tatuarme eso pero…uff…es que estoy buscando trabajo y no sé qué van a pensar…” o “Cuando apruebe las oposiciones me lo tatuo, antes no, porque seguro que si me ven no apruebo…” Este es el día a día de mucha gente, a la que se le unen los que les gustaría un piercing, los que son fans de las dilataciones o incluso los que reprimen sus ganas de teñirse el pelo de naranja (cosa que yo me permití el lujo de hacer de adolescente)

Sigue leyendo

StreetXo London. 2 horas de disfrute.

El mes pasado estuve unos días disfrutando de Londres, desconectando de la ciudad con más ciudad. No sé si habéis tenido la suerte de ir alguna vez, pero los que hayáis estado me entenderéis cuando digo que es un lugar que no conoce el aburrimiento. A pesar de su falta casi total de sol, es una ciudad llena de vida.

Sigue leyendo

Mama, de mayor quiero ser actor o cocinero

COCINERO. Yo siempre he dicho que definir esta profesión como “el que cocina” es quedarse corto. Ya desde la escuela de hostelería te enseñan que debes ser multifunción para poder hacer de pintor, escultor, diseñador, administrativo y casi hasta malabarista, pero hoy en día debemos ampliar la definición con actor, presentador, jurado de televisión, periodista, celebrity, anunciante… ¡se nos está yendo la olla! Hemos pasado de estar encerrados en la trastienda de sol a sol currando como mano de obra barata a anunciar gafas y Sigue leyendo