cartoon tattoo

La chaquetilla no hace al cocinero

Ni el hábito hace al monje ni la chaquetilla al cocinero. Empezamos a acercarnos a la era de los abuelos con tatuajes, piercings y dilataciones, porque al fin y al cabo todos envejecemos y lo que eran símbolos de juventud quedan ya en algunos como vestigios del pasado.

Pero aun entrando en esta nueva época de liberación, seguimos viviendo de manera paralela reprimidos por el que dirán, el no me van a contratar y por la fachada de lo tradicional. Todos hemos escuchado alguna vez la frase: “Me encantaría tatuarme eso pero…uff…es que estoy buscando trabajo y no sé qué van a pensar…” o “Cuando apruebe las oposiciones me lo tatuo, antes no, porque seguro que si me ven no apruebo…” Este es el día a día de mucha gente, a la que se le unen los que les gustaría un piercing, los que son fans de las dilataciones o incluso los que reprimen sus ganas de teñirse el pelo de naranja (cosa que yo me permití el lujo de hacer de adolescente)

Sigue leyendo