Mercados municipales en Palma

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Los mercados municipales son una gran fuente de inspiración para todo cocinero, un lugar en el que pasear y contemplar todo lo que la tierra y el mar nos ofrecen.

Hoy vamos a contemplar los pros y contras de hacer la compra en un mercado frente a un hipermercado de gran superficie. Empezando por lo más evidente, que es el apoyo al pequeño y mediano empresario, con recursos más limitados pero con una oferta muy competitiva en cuanto a producto.Es de suponer que los grandes supermercados cuentan con una infraestructura mayor y con una campaña de marketing y difusión muy por encima que la de la gente que tiene un puesto más humilde en los mercados municipales, estos y otros recursos les provee de la capacidad de ofrecer casi cualquier alimento durante todo el año. Un gran aliciente para los que nos dedicamos a la cocina. Pero entonces, ¿que pueden ofrecer  los mercados para afianzar clientela? Pues para empezar, un producto de temporada con grande cualidades organolépticas, porque por mucho que el ser humano se empeñe no es natural tener fresas en invierno ni setas en agosto.mercados Debemos aprender a cocinar y a amar lo que se nos ofrece en cada estación. Cada mes del año tiene grandes protagonistas, pero bueno… eso da para otro post y no es el tema de hoy…

La mayoría de las veces con los puestos pequeños eliminamos el intermediario, ya que el señor que nos vende es el mismo que con sus manos ha recolectado las lechugas, eso nos asegura un producto más fresco y menos manipulado. Y al igual que las frutas y verduras ocurre con los pescados y las carnes, tras los cuales encontramos gente dedicando su vida a la pescadería y ganadería.

tomatePero no solo materias primas descubrimos entre estos pasillos, productos de artesanía o comidas ya preparadas, seguramente con alimentos de los alrededores, también nos seducen durante el camino. Al fin y al cabo es un pequeño centro comercial para todo amante de la gastronomía.

Una mañana ideal, que recomiendo tanto a cocineros como a aficionados, es ir a desayunar al mercado, sin prisas y con ganas de observar. Nos acercamos a la barra del bar que más cerca nos quede y pedimos un café, relajadamente contemplamos como se abastece la ciudad, la compra de las amas de casa y los productos que más éxito tienen (esta información es poder si vivimos de dar de comer al prójimo). Nos terminamos el cortado y vamos en busca de la carne más fresca, de la pesca del día y de la fruta más fresca, atención a los precios, a la demanda y la oferta, estamos frente a nuestra versión de Wall Street. Saber en qué está dispuesta la gente a gastarse más o menos es vital.mango

Para matar el gusanillo de la mañana una caña y una tapa, en cualquiera de los puestos que seguro tiene el mercado y así acabas de decidirte por la compra para hacer la comida en casa o para ofrecer de sugerencia en tu restaurante esa misma noche.  

Toda esta magia y sobre todo vida no creo que la encuentres en el supermercado de la ciudad, así que aquí te dejo algunos de los mercados municipales que yo más visito.

 

frutas

          Mercado del Olivar

          Santa Catalina

          Pere Garau

          Camp Redó

      ¿Dónde compras tú?

                                               

 

 
 

 

 

 

 

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un pensamiento en “Mercados municipales en Palma

  1. Pingback: Productos de Invierno. The Winter is coming! - El Eterno Ayudante

Deja un comentario