flor eléctrica

La Flor Eléctrica. Un bocado que no se olvida.

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La flor eléctrica es a día de hoy una desconocida en muchas cocinas, pero una vez se descubre es imposible que pase desapercibida. Esta flor originaria de las tierras de Brasil y Perú, tiene más detractores que defensores, pero aun así yo me declaro fan indiscutible. Eso sí, no pretendas echársela a todo lo que encuentres por mano ni añadirla de decoración como si fueran flores de pensamiento, porque seguramente te cargues todo el menú.

En el mercado español podemos encontrar que se cultiva y comercializa con el nombre de Flor Eléctrica y también como Sechuan Button (Botón de Sichuan), la cual no tiene nada que ver con la pimienta de Sichuan como mucha gente cree falsamente. Es común recibirla de nuestros proveedores en un formato fresco y en cajitas de pocas unidades, aunque también podemos adquirir botes de más cantidad en formato deshidratado. Hay que tener en cuenta que esta segunda opción no tiene tanto efecto “eléctrico” como las flores frescas.

el eterno ayudante

¿Qué por qué tanto revuelo? Es fácil, coge una pequeña flor y sin pensártelo dos veces échatela directamente a la boca. El primer pensamiento, ante caras de expectación, suele ser “pues yo no siento nada”, pero antes de poder pronunciar el pensamiento en voz alta, llega el primer impulso, un cosquilleo que comienza en la punta de la lengua y se extiende rápidamente por todo nuestro paladar. Antes de que podamos reaccionar, estamos salivando de manera exagerada y en busca de agua para frenar la sensación vibrante que nos recorre. Si no sabemos cesar la sensación, provocamos en nuestros clientes un efecto analgésico que les anula cualquier receptor del sabor durante un buen rato (espero que no lo hayas puesto en el aperitivo porque les acabas de joder la noche)electrico

Y para que quiero yo esto… debes pensar… Como todo producto nuevo y desconocido, se necesita práctica y sobre todo conocimiento para poder sacarle provecho. Un par de consejos que te serán muy prácticos si te aventuras a comprarlo: úsalo siempre en pequeñas cantidades, a veces menos es más; advierte al comensal de los posibles efectos, no siempre les gustan las sorpresas; beber agua para aliviar es el peor y más común de los errores, solo conseguirás acentuar el efecto; e intenta combinarlo con productor altos en grasa, ya que la grasa es el truco para limpiar el paladar. Comerte un poco de Sechuan Button y seguido algo de aceite o chocolate, hace que pasemos un momento divertido y anecdótico pero sobre todo breve.

Como ya digo es arriesgado y no apto para todo ni para todos, pero para bien o para mal el que lo prueba no lo olvida.

Aquí os dejo una receta de “Cocktail Eléctrico” que para una sobremesa después de un menú largo y pesado, nos ayuda a refrescar y mantener alto el interés y la conversación.

500g puré de fruta de la pasión

500g puré de frambuesa

200 ml jarabe de fresa

250 ml de zumo de lima fresca

250 ml de ron

8 flores de la pimienta de sechuan desmigadas

Hielo pilé

bombilla

1- Mezclar en la batidora la pasión, la frambuesa, la lima y el jarabe de fresa.

2- Añadir el ron, la flores y por último el hielo pilé.

 

¿Te atreves con la Flor Eléctrica?

 

Aquí os dejo un Link de dónde comprar las flores.

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario