Crumble de sobrasada

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Crumble proviene de la palabra desmoronar y que da sentido a esa elaboración de harina, mantequilla y azúcar que está tan presente en el mundo de la pastelería. Originalmente el crumble es una tarta a base de esta mezcla y diversas frutas o mermeladas, pero poco a poco se ha ido disociando de este postre clásico para quedar con mucho más protagonismo en forma de técnica de cocina propia.

Hoy alzo la voz a favor del crumble salado y su presencia junto a carnes y pescados. No solo las tartas, mouses y helados pueden coronarse con esta “galleta rota”, hay que abrir la mente en busca de la imaginación y romper las barreras clasicistas.

Por eso os presento una receta de Crumble de sobrasada que os aseguro os sorprenderá para bien. Un equilibrio entre dulce y salado que os será muy fácil de combinar con algunas de vuestras piezas de carne favoritas como un solomillo, unas costillas o una pluma ibérica.

crumble de sobrasada

Pomar la mantequilla junto con la sobrasada (sin la piel) hasta conseguir una mantequilla compuesta homogénea. Dejar enfriar otra vez para que coja cuerpo. Añadir los elementos secos mezclados previamente.

Extender en un papel sulfurizado y hornear durante 14’ aprox a 170ºC, con cuidado de no quemar los bordes porque amargaría la sobrasada.

Una vez frío lo rompemos tan fino o grueso como nos plazca.

Podemos conservar nuestro crumble durante días en un envase seco y a poder ser hermético, en caso de notar que absorbe humedad podemos volver a secarlo un poco en el horno.

Según escribo esta receta me imagino un bol de requesón cubierto de crumble de sobrasada y un poco de miel. Un postre ideal para los que no solo buscan chocolate. Espero que a vosotros también os despierte el apetito y la creatividad, os sugiere que la hagáis y luego manipuléis la receta tantas veces como se os ocurra, cambiando la sobrasada por otras grasas o añadiéndole hierbas aromáticas. El crumble de romero o tomillo son grandes opciones para acompañar platos principales, le dan un toque crujiente y muy aromático.

¿De qué vas a hacer tu crumble?

Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario